Para tener éxito en redes sociales sólo imagina que vas a una fiesta, te encuentras a una chica hermosa que no conoces pero llama profundamente tu atención, te le acercas lo más que puedas, y le pides que se case contigo.

El resultado más lógico será una buena bofetada! Por abusador.

Ahora imagina que en lugar de acercarte, comienzas a coquetear, bailas, hablas con tus amigos y de vez en cuando volteas, la miras y sonríes.

Luego invitas a uno de tus amigos que le lleve una copa de parte tuya, al rato te acercas, te presentas y le dices “Yo como que te he visto antes”… A qué universidad vas? (Ésta es la vieja clásica jaja)

De pronto inician una conversación, la haces reír y sentirse bien, comienzan a darse cuenta que tienen mucho en común, se intercambian sus números telefónicos, te despides y te vas.

De la misma forma el éxito en redes sociales se basa en entender y aplicar las siguientes tres C:

 

Crear Comunidades

Este es un proceso que comienza con el hecho de entender que cada proyecto, empresa, producto o servicio tiene un nicho específico dentro del Universo del público en general.

Las mejores comunidades están compuestas por personas que tienen edades similares, estudios y trasfondos culturales muy parecidos, gustos e intereses en común y sobre todo problemas similares, a los que están buscando solución de forma consciente o inconsciente.

El mejor punto para iniciar estas comunidades es alrededor de un Blog, Website, Fan Page, Perfil en Facebook, Cuenta de Instagram o canal en Youtube.

El anzuelo para que lleguen ahí, y te te sigan es el contenido que publicas. Los miembros de una comunidad se reúnen, cual camada de peces se reúnen para comer, juntos digieren el contenido y comparten experiencias.

El contenido suelo usarlo como el primer filtro, si tu contenido ofrece ganar dinero sin trabajar, vas a tener una comunidad compuesta por personas que quieren hacerse ricos sin trabajar.

Si por el contrario creas y compartes contenido donde enseñas a trabajar duro e inteligentemente, con disciplina y sin botones mágicos, entonces tendrás una comunidad comprometida con el trabajo.

Cómo podrás notar, en el proceso de crear tu comunidad para lograr tener éxito en redes sociales, debes tener muy en cuenta el contenido que generas, ya que según el tipo de “carnada” que uses, atraerás las especies de peces que lo consume.

Crear Conexiones o Relaciones Profundas

El poder de la venta o conversión no radica en lo espectacular que sea nuestro producto, o lo económico de su precio, sino en la credibilidad que nosotros alcancemos en la comunidad.

De ahí que el contenido que compartamos en las plataformas debe ser de alto valor, muy práctico y debe sentar nuestra posición como expertos en el campo de acción en que estemos proyectándonos.

La creación de ese contenido debería ser diaria, preferiblemente en video para tener un mayor alcance y éxito en redes sociales.

En cada pieza se debe buscar tocar las emociones del público respecto al problema que queremos ayudar a resolver con nuestra oferta final.

Cuando tu comunidad digiere el contenido, va y lo pone en práctica y le funciona, van a validar tu capacidad de satisfacer sus necesidades.

Una vez hecho esto, estarán dispuestos a pagar, pero primero debes buscar su bien y no sólo tú beneficio económico.

Mientras más contenido ofrezcamos sin antes pedir, más efectiva será la venta al final, cuando decidamos que ya es hora de pedir algo a cambio. ¿Me compras?

 

Crear Conversiones o Monetizar La Relación

La tercera “C” para tener éxito en redes sociales es a la que todos queremos llegar, pero tratar de llegar a ella prematuramente en el entorno social nos lleva al fracaso. En el Internet a todos nos va mejor cuando damos, antes de pedir, primero establecemos la relación para luego presentar nuestra oferta.

Y nos va mejor cuando aprendemos que en el entorno social es más sencillo que en el entorno físico crear una “oferta irresistible”, es aquella cuyo valor es mucho más alto que el precio que se está pidiendo.

Para llegar a este punto de conversión por supuesto tenemos que haber sobrepasado los temas técnicos de mecanismos para recibir pagos de forma inmediata y en las modalidades más simples para nuestro público.

Come te habrás dado cuenta, la conversión es el resultado de haber creado una comunidad hambrienta, luego establecemos relaciones profundas con ellos, y al final ocurre la venta.

La mayoría de nosotros cometemos el error de usar éstas claves de forma invertida, primero queremos vender, luego cuando vemos que ocurre la venta, queremos crear una relación con quienes se han mostrado interesados, y al final al ver que no nos compran, queremos ayudarles.

Pero ya es tarde, las personas no son tontas, ellos sabrán que tu afán de ayudar es puro interés monetario, que lo que busca es sólo una transacción y vender.

Aplica éstas tres C, y lograrás alcanzar el éxito en redes sociales.

Share This

Comparte

Da por gracia, lo que por gracia recibiste!