En las escuelas de mercadeo se nos enseñó que lo más importante de una relación comercial era el producto y sus beneficios, pero en el mundo digital la relación con el nicho del mercado se tiene que plantear desde la perspectiva de el triángulo de oro del marketing digital siguiendo las siguientes 3 P:

1.PERSONA
En lo más alto de el triángulo de oro del marketing digital está la Persona​. Ésta P toma la preeminencia, es en ella en lo que nos vamos a centrar a la hora de armar nuestra estrategia. Esa persona es nuestro objetivo principal, conocer sus intereses, retos, obstáculos y necesidades es esencial al momento de descubrir las características de nuestro nicho de mercado.

Ésta persona siente y padece, por tal razón debemos empatizar con ella, buscando los puntos en donde hemos tenido las mismas necesidades o dificultades, para generar una conexión. Es ponernos en sus zapatos y que la persona siente que podemos entender su situación a la perfección, porque hemos estado en su lugar.

2.PROBLEMA
Lo segundo más importante en este proceso de profundizar en nuestro nicho de mercado es el Problema de la persona. Cuál es el verdadero problema, el verdadero obstáculo, dificultad o dolor que enfrenta la persona.

Cuál es ese problema, que de no resolverlo le hace pagar un alto precio emocional, físico o económico a nuestro prospecto.

3.PROMESA
La ​Promesa​ es la oferta que resuelve el ​Problema​ de la ​Persona​. La Promesa debe ser creíble, práctica y se debe contar con validación social para darle fuerza a su presentación. La validación social puede venir de nuestro testimonio personal, o del testimonio de otras personas a quienes se les resolvió el problema a partir de haber aceptado nuestra
promesa o una promesa similar.
Si al presentar tu promesa logras un “wow”, “esto es lo que buscaba” estas en buen camino y muy cerca de la conversión de esa relación en un muy buen negocio.

Share This

Comparte

Da por gracia, lo que por gracia recibiste!